#Desnudalafruta: la campaña que lucha contra los envases en verduras y frutas

¿Por qué empaquetar una cebolla ecológica con plástico o utilizar una bandeja de poliespan para “proteger” a una mandarina pelada?

Una de las prácticas a la estamos tan acostumbrados y que ya ni si quiera nos chirría es a envasar todo tipo de frutas y verduras frescas. O al menos a que nos las vendan de este modo. Las estanterías de los supermercados están pobladas de este familiar gesto, que además de no ser nada beneficioso para el medio ambiente es totalmente innecesario. Manzanas o piñas troceadas, hojas de perejil, setas laminadas o zanahorias en bolsas, un larga larga lista de productos con un denominador común: todos envueltos en plástico.

Este tipo de envases sin sentido en fruta y verdura cada vez toman más fuerza, ya sea por la comodidad del comprador o por una campaña de marketing realizada con la pretensión de hacer de la compra un proceso más rápido y fácil, donde el consumidor ya no tiene ni siquiera que pesar el producto elegido. Por este motivo nace #Desnudalafruta, una iniciativa que crece en las redes sociales con el objetivo de denunciar el empaquetado totalmente evitable, ya que las frutas y verduras tiene su propio packaging: la cáscara. La campaña, lanzada por Isa del blog La Hipótesis Gaia, los chicos de Vivir sin Plástico y miembros del grupo de Facebook Desnuda la Fruta propone a los usuarios de twitter e instagram la subida de fotos de ejemplos de este despilfarro que además tiene graves consecuencias medioambientales. Puedes sumarte a la lucha por la producción sostenible bajo el hashta#Desnudalafruta si detectas uno de estos casos en tu supermercado ¡Cada grano de arena cuenta, participa!

instagram.desnudalafruta