De Miami para el mundo, y de Renato para Madrid: la pizza en forma de estrella

Mister 01, la nueva pizzería del chef Viola, ha abierto las puertas en la capital española

Abran paso y abran apetito, que Mister 01 es para ir dispuesto a probar nuevos sabores y sensaciones gastronómicas. Desde ensaladas y entrantes, hasta pizzas con café y miel. Desde Miami, Renato Viola abre su nuevo restaurante en la zona madrileña de Cuzco de la mano del grupo La Misión.

Su pizza es fina y crujiente, y la clave reside en la harina. Preparada especialmente para él en un molino italiano, se envía a los distintos restaurantes de Mister 01 y con la ayuda de un software se prepara la mezcla en un robot que permite que las pizzas sean iguales. Utiliza productos españoles e italianos con el fin de adaptarse al mercado local. Además, otra de sus peculiaridades es que mantienen en fermentación la masa entre 72 y 96 horas antes de estar 3 o 4 minutos en el horno eléctrico a 320 grados.

Las pizzas se dividen en clásicas y extraordinarias (o pizzas Star) que se caracterizan por su forma de estrella de 8 picos. Una de estas, la Star Luca, incluso es ganadora en el certamen internacional de Montecarlo como la mejor pizza del mundo. 

El local fue decorado por el reconocido interiorista Ignacio García, aportando la calidez que da una cocina italiana e impregnando de olor a pizza cada rincón. Además, creó la cocina de manera que los comensales puedan ver la preparación, que fuese luminosa y tuviera aires de las clásicas cocinas italianas.

Renato comenzó este viaje bajo el nombre Visa 01, inspirado en la Visa de Trabajo 0-1 que Estados Unidos concede a personas con habilidades o logros extraordinarios en su ámbito laboral para que residan y ejerzan en el país. Gracias a esto, logró abrir su primer local en Miami avalado por su excelencia. Aunque inicialmente era un pequeño local para 18 comensales, sin letrero y con una persona afuera para indicar dónde era en caso de que alguien preguntara, poco a poco fue creciendo, se fue pasando la voz y llegaban a hacer hasta 400 pizzas al día. El nombre tuvo que ser cambiado, pero la gente lo seguía reconociendo a la perfección. Actualmente cuenta con pizzerías en Brickell, Wynwood, Florida, Arabia Saudita, y por fin en Madrid.

Y nada más para que te quedes con un buen sabor de boca, sus postres también son para chuparse los dedos, y el más aclamado es el calzone de nutella y plátano, que no puedes irte sin probarlo.