Cuatro recetas otoñales según Bendita Locura

bendita-locura_jpg_72

Aunque el tiempo no lo demuestre, hace más de un mes que el otoño llegó a nuestras vidas. La caída de las hojas y el frío quizás se han retrasado un poco, pero ya apetecen esos románticos días que huelen a tierra mojada y esos paisajes ocres con una nostálgica bruma de madrugada. Otoño es sinónimo de manta —de cuadros si puede ser—, pijama de manga larga y un plato caliente que solo se pueda comer con cuchara. Para esta estación, David Monzón, fundador de Bendita Locura Coffee & Dreams (Príncipe de Vergara, 73) nos propone cuatro reconfortantes platos que solo con tomarlos uno ya se siente mejor.

 

Ensalada de Quinoa, espinacas, pollo asado y naranja

bendita-locura_jpg_72_1

En los últimos años, este superalimento ha ganado nuestros estómagos y también nuestros corazones. Un ingrediente fácil de cocinar, apto para los más torpes en la cocina, y muy versátil a la hora de combinar con otras materias. No obstante, la ensalada sigue siendo su hábitat natural. Junto a las espinacas, el pollo asado, la naranja, el tomate, el cilantro y la vinagreta de lima es el plato más refrescante de las cuatro propuestas otoñales del restaurante madrileño. Una opción muy completa para cualquier momento del año, ya que aporta prácticamente todos los nutrientes necesarios —solo la quinoa ya posee los ocho aminoácidos esenciales para el ser humano— y nos ayuda a reponer fuerzas después de la actividad física.

 

Provoleta con tomate perfumada con trufa blanca

bendita-locura_jpg_72_3

¿Quién es capaz de resistirse al intenso sabor y la untuosidad del provolone al horno? En Bendita Locura tienen una especial afición por los quesos italianos, como el gorgonzola o la burrata, ya que se integran perfectamente en muchos platos y suelen gustar a casi todos los paladares. La provoleta —presentada en una rústica sartén de hierro— ensalza la quintaesencia del provolone y, unido a la trufa blanca y los tomates, lo convierte en el auténtico protagonista de la mesa.

“La trufa blanca es el ingrediente más codiciado de la cocina italiana y el provolone un símbolo del país. Juntos funcionan muy bien y sirven como homenaje a una de las gastronomías más celebradas del mundo”, explica Monzón. Gracias a su sabor ligeramente ahumado y su facilidad para fundirse, esta singular provoleta se presenta como un entrante ideal para las tardes otoñales.

 

Pan cook relleno de Strogonoff de ternera

bendita-locura_jpg_72_4

Cuando te enfrentas a este plato, la incredulidad es el primer sentimiento que aflora y después la eterna duda. Pero esto… ¿cómo diantres se come? Desde Bendita Locura Coffee & Dreams nos arrojan un poco de luz al asunto: “La regla es que no hay reglas. Se puede tomar con cuchara, con tenedor, ayudándose del propio pan…. Lo suyo es disfrutar de todos los sabores de forma diferente y experimentar una manera original de comer”. ¿Alguna vez de pequeño te atreviste a lamer el plato cuando tus padres no miraban? Pues ahora ya puedes.

Pan Cook, Bread Bowl, Pan Bowl… Da igual qué nombre le pongamos. Se trata del pan en su estado más puro. Una hogaza —o bolo como dirían los gallegos— de 15 centímetros de diámetro que cumple la función de plato, una sencilla materia prima que sirve de recipiente y a su vez se puede comer. “Nosotros utilizamos un pan con una corteza consistente, pero crujiente, para que no se desmorone cuando colocamos el relleno en el interior. Intentamos además dejar la menor cantidad de miga en su interior para que no resulte muy pesado y, para terminar, colocamos la tapa del pan que hemos extraído para poder vaciarlo de modo que ayude a que se mantenga el calor”, cuentan desde el gastrobar. Pero lo más importante se esconde en su interior: una rica ternera Strogonoff en su salsa, una creación que sigue cautivando a todo el que la prueba desde que un chef que trabajaba para el conde y general ruso Pável Aleksándrovich Stróganov la inventó en el siglo XIX durante una competición de cocina en San Petersburgo.

 

Carrillera de ternera acompañada con peras baby al vino

bendita-locura_jpg_72_5

Un plato que reúne el sabor y las tonalidades del otoño, gracias al intenso color marrón de la ternera y a los toques burdeos de sus peras baby al vino. Este guiso es un clásico de la gastronomía española, un laborioso trabajo, pero que cuando sale bien es un deleite para los sentidos debido a su ternura y su deliciosa salsa. Por su parte, las peras al vino tinto son otra receta tradicional de nuestro país, más concretamente de La Rioja, y aunque allí se toma en su versión dulce con canela; en este plato el dulzor del almíbar las convierte en la pareja perfecta.

 

Fotos: Jose Señorán

 

Bendita Locura Coffee & Dreams

Príncipe de Vergara, 73 · 28006 Madrid

Teléfono: 91 563 25 70

Metro: Diego de León

Horario: Lunes de 8:30 a 17:00 – Mar – Jue. de 8:30 a 17:00 – Viernes de 8:30 a 01:30 – Sábado de 9:30 a 01:30 – Domingo de 9:30 a 17:00.

www.benditalocuracoffee.com