Cuando la cocina y la cosmética conviven en la barra de un bar

Lugares en los que tomar un brunch que provoquen un flechazo hay muchos, pero solo uno en el que poder comerte un sándwich de pollo a la vez que pruebas una barra de labios.

La marca de cosmética Glossier está detrás de este proyecto, y ha montado una pop up en el café Rhea’s del distrito de Mission (San Francisco) que está en marcha desde el 14 de marzo hasta el 14 de abril.

La mezcla consiste en tienda-café, abierta de 11:00 a.m. a 8:00 p.m. todos los días, donde podrás darte un festín con Buttermilk Fried Chicken Chicken Katsu y Korean Steak Sandwich. Las bebidas incluyen café, refrescos, vino, cócteles y cerveza. Todo ello aderezado con “barra libre” de productos de belleza, que además de probar, podrás comprar. Como atractivo añadido, el lugar está empolvado de un rosa millenial muy acogedor, y por qué no decirlo, muy apto para aumentar likes en Instagram.

La estancia se ha rediseñado rindiendo homenaje a la arquitectura de San Francisco. Con un estilo muy retro, a lo años 50 y la barra ha sido revestida con un tocador para poder aplicar el maquillaje. Una experiencia única para conocer o enamorarse aún más de la marca.

La única pega a este lugar de ensueño, es su corta vida, pues solo estará disponible durante un mes, después el café Rea’s volverá a la normalidad.

Glossi, fundada por Emily Wess, ha conquistado a un público muy joven con su packing y su manera de cuidar la piel. Si eres uno de sus seguidores, y afortunado de poder viajar a San Francisco durante estas fechas, pondrás rendirle culto mientras saboreas un poco de pollo frito.