Cómo conseguir unas nubes asadas perfectas

Diez niveles de tostado para una elaboración de película.

En las películas americanas la escena de un grupo de amigos alrededor de una hoguera asando nubes es muy habitual y todos, o casi todos, hemos soñado con formar parte de ese grupo alguna vez. Ese momento transmite amistad, relajación y naturaleza, todo ello en perfecta armonía.
Para que al asar nuestras nubes también queden de película debemos hacerlo con mucha paciencia, precaución y manteniendo el malvavisco a una distancia segura del fuego y girando ligeramente hasta que vaya cambiando de color y coja un tono cobrizo. Todo este proceso se resume en alcanzar el nivel de tostado ideal. Existen 10 niveles, son los siguientes:

Según el gusto de cada uno se puede tostar más o menos, pero entre el nivel cuatro y el nivel siete estaría el ideal. Cuanto más tiempo esté en el fuego más delicioso sabrá porque el interior de la nube quedará más derretido y probarlo será una tentación irresistible.

Otra forma de hacerlas es con el calor que queda en las brasas, una vez desvanecidas las llamas. Es una manera más cómoda y perfecta para los más impacientes. Tan sólo hay que poner el malvavisco encima de las brasas y girarlo lentamente durante un tiempo máximo de cinco minutos, hasta que el exterior se convierta en una corteza dorada y crujiente.

Ahora ya puedes convertirte en uno más de la pandilla que tostaba nubes en el campo mientras cantaban o contaban historias, en una de esas películas americanas.

Vía Food52