Comer sano no es caro

¿Se puede disfrutar de la comida sana y que además no sea un lujo accesible sólo a unos pocos? Mai y Noe nos explican cómo conseguirlo.

Existe una creencia generalizada de que comer sano por poco dinero es bastante complicado, y aunque es cierto que hay algunos alimentos que por su alta calidad o escasez se pueden salir de nuestro presupuesto, también podemos afirmar que llevar una dieta rica y sana es más que posible con economías ajustadas. Sólo necesitamos un poco de esfuerzo a la hora de planificar nuestro menú y algo de creatividad. Para demostrarlo os presentamos el proyecto #comersanonoescaro de Mai, la chica que está detrás del perfil de Instagram @entretallas, que ha conseguido perder 52 kg en un año comiendo sano y haciendo deporte, y la enfermera y dietista @noeliagdlh. En él nos muestran las dos caras de un mismo alimento, la opción cara y poco saludable y la barata y sana.

¿Cómo surgió #comersanonoescaro?

Mai: pues surgió de una idea que rondaba la cabeza durante todo el proceso de cambio de hábitos. Mucha gente me decía que no podía cambiar de hábitos porque comer sano es caro, y yo siempre he defendido que no, así que con mi amiga Noelia que es enfermera y dietista quisimos hacer este proyecto. Queríamos poner de manera muy visual cómo se puede comer de forma saludable por poco dinero, y me pareció idóneo buscar a una profesional para que la parte científica la pudiéramos hacer con una base.

Noelia: Mai me llamó un día y me lo propuso, ya que ella siempre ha defendido que comer sano no es caro, y yo le dije que si sabes qué comer y qué comprar no sale caro, como mucha gente se piensa. Lo esencial es comprar frutas y verduras de temporada, no puedes pretender comer sandía en noviembre cuando es fruta de verano, el precio se encarece sobre todo por el hecho de que es de importación, y que luego el sabor no es el mismo.

¿Cuáles son tus alimentos preferidos de “fondo de nevera”?

Mai: brócoli,manzanas, espinacas, coliflor. Productos frescos y sobre todo vegetales. También garbanzos, los garbanzos son un alimento fantástico.

Noelia: Huevos, patatas, cebolla, pimientos, lechuga, tomate, algo de carne, arroz…

¿Qué nos recomiendas para superar un deseo irrefrenable de comida “basura”?

Mai: Mi consejo siempre es hacer las cosas con consciencia. Si te paras a pensar un segundo lo que estás comiendo se te pasan las ganas, yo pienso, ¿Esto es un alimento o sólo se mastica?

Noelia: La verdad que no me he visto en la situación de tener un deseo irrefrenable de comer comida basura, excepto alguna chocolatina. Normalmente en mi casa no hay chocolate ni dulces, con lo que si me da un antojo no lo puedo aplacar, me tomo un té o un café. Pero igualmente, lo que dice Mai es un consejo perfecto. Si estás en pleno proceso de cambio de hábitos, lo mejor es tomar conciencia de la manera en la que se come, si es adecuado lo que quieres comer y si es posible sustituirlo por algo más saludable.

¿Comer sano y ser feliz es posible?

Mai: Absolutamente, y de hecho creo que va ligado, el cuerpo lo nota, tu salud lo nota, yo soy mucho más feliz ahora que antes dandome atracones.

Noelia: Totalmente. La comida tiene la capacidad de activarnos sensaciones desde el momento de la preparación de los platos hasta después de acabar de comer. Es todo un ritual el hecho de comer. A nivel corporal, cuando tu alimentación no es todo la sana que debería ser, el cuerpo responde de maneras inadecuadas, aparecen manchas, te sientes flojo y decaído. Hay alimentos que nos ayudan a mejorar el estado de ánimo.

¿Hacer “vida social gastronómica” está reñido con comer sano?

Mai: Hace unos meses te hubiera dicho que sí, hacer dieta estricta (para perder peso) es muy complicado, pero si tu no tienes que perder peso, que simplemente comes bien por ti, no, no lo está. Es tan sencillo como pedir una ensalada sin salsas, aliñártela tu…. además, por suerte, cada vez hay más y más opciones de comida sana.

Noelia: No, y cada vez es más fácil. La variedad gastronómica actual es inmejorable. Hay restaurantes de todo tipo y puedes escoger lo que más te conviene para la situación en la que te encuentras. También influye el hecho de que las personas que te rodean acepten y comprendan tu cambio de hábitos, y que igual que tú estás haciendo un esfuerzo, por un día también lo pueden hacer ellos.

¿Eres capaz de decirnos un capricho que sea dulce, sano y además barato?

Mai: El mejor, manzana con crema de cacahuetes. Hacer crema de cacahuetes en casa es muuuuuy sencillo y la mezcla de manzana y crema de cacahuetes es genial!

Noelia: Uvas, sandía, melón y mandarinas. Según temporada.

Hay determinados alimentos que no son adecuados a la hora de cenar ¿Qué es lo mas sano  que podemos comer a esas horas?

Mai: Personalmente no tomo hidratos por la noche, básicamente, porque ya no voy a necesitarlos, yo tengo mucha actividad por la mañana. En cuanto a cosas saludables para cenar… desde una ensalada tibia de garbanzos a una sopa con muchas verduras.

Noelia: No hay alimentos prohibidos, excepto si tienes alergia o intolerancia. Para cenar lo mejor es mantener una dieta equilibrada, es decir aportar la ración de hidratos adecuada, la de proteína, grasas saludables, etc. Pero lo que sí que se hace mal normalmente es cenar solo un yogur o una pieza de fruta, platos muy condimentados, o no dejar un tiempo adecuado entre la cena y el irnos a dormir. Mi recomendación: platos suaves y poco condimentados, pero que aporten todos los nutrientes, ya que estaremos muchas horas sin comer, y si es posible, dejar un tiempo prudencial entre la cena e irnos a la cama.

 

Estas dos ensaladas tienen la misma base, 150gr. de pasta integral, sin embargo la que menos engorda y la más sana, resulta también más barata.

 

Si te apetece un filete de pollo, mejor a la plancha que empanado, porque como veis la diferencia calórica es notable.

 

Entre unas patatas asadas y otras fritas, lo importante es la cantidad de grasas que aportan. ¡Nos quedamos con las asadas!

 

En estos chips de brócoli, la diferencia de precio entre el fresco y el congelado es más del doble.

 

Merece la pena hacer el gazpacho en casa, no sólo porque tendrá muchas menos calorías, si no también por la cantidad de sal y conservantes que tienen los gazpachos ya preparados. Además ¡es fácil y rápido!

#comersanonoescaro