Cenas de Navidad en el Grand Hotel Central

En pleno centro de Barcelona, su restaurante, skybar y salas privadas acogerán los recuerdos de una de las noches más especiales del año.

El hotel tiene la ubicación perfecta, entre el Barrio Gótico, con su espectacular catedral y las antiguas murallas de la ciudad y el Born, el barrio de moda con sus bares, restaurantes de diseño y tiendas de creador.

El City Restaurant, es un bistró mediterráneo cosmopolita que ofrece una experiencia culinaria de primer nivel. Alberto Vicente, el chef, y todo su equipo prestan especial atención a la calidad del producto con el que trabajan y adaptan la carta con cada cambio de temporada para ofrecer a sus comensales platos con una materia prima de proximidad y de la mejor calidad. En él fusionan la cocina tradicional con métodos de lo más vanguardista para obtener platos sabrosos y originales como el milhojas de patata trufada y yemas de codorniz o la merluza de pintxo, sopa de cebolla y chalotas asadas de esta temporada. Todo en un espacio en el que reina la calidez, cómodo y con un diseño atemporal. Un rincón de paz en medio de una ciudad ajetreada, perfecto para las cenas navideñas que se acercan.

milhojas de patata trufada y yemas de codorniz.

Merluza de pintxo,sopa de cebolla y chalotas asadas.

Qué mejor forma de empezar esa noche especial que con una copa de champagne en el Skybar, situado en la azotea del hotel. Una selección de snacks acompañarán las burbujas para ir abriendo boca mientras disfrutan de las maravillosas vistas de la ciudad condal que ofrece este espacio.

El Skybar del hotel.

Además del City Restaurant, durante las fiestas navideñas, existe la opción de reservar una de las salas privadas de las que dispone el hotel para una cena más íntima y especial. ¿Qué tal una cena entre compañeros rodeados de miles de obras de Platón, Aristóteles o Arquimides? La biblioteca tiene un encanto especial. Pequeña joya de la arquitectura, sus estanterías llegan hasta el techo y atesoran miles de obras literarias. Sin duda, un lugar de ensueño para los amantes de la literatura. La sala Layetana hace honor al nombre de la calle cuya fachada recorre. La acústica y el diseño de la sala, con un mobiliario clásico y elegante nos recuerda a los clubes privados de caballeros de otra época. La luminosidad es otra de las bazas de esta sala a pie de calle. Para quienes busquen un ambiente más acogedor, la sala Florensa  con sus paneles de madera y su parquet, les hará sentir como en casa. Su nombre hace honor al arquitecto que diseñó el edificio. Entre su restaurante y sus salas privadas, El Grand Hotel Central sin duda cuenta con espacios que harán aún más especial esa tan esperada cena de Navidad. 

La sala Florensa.

La sala Layetana.

 

La librería.