Casa Taller Birdie

Créditos: Nova Magazine

Hablamos con Amor González sobre su proyecto gastronómico “Casa Taller Birdie” y su nuevo fanzine de recetas.

Bajo el lema “No solo tiene que estar rico, también tiene que ser bonito”, nace Casa Taller Birdie, un estudio gastronómico murciano que organiza talleres y cenas clandestinas de mano de su creadora, Amor González, con la que hablamos hoy, quien además ha publicado hace poco un fanzine de recetas de bocadillos, dibujado íntegramente por la ilustradora Susana López y editado por Mínimo Esfuerzo, con toda la esencia de la gastronomía de la Región de Murcia.

 ¿Qué es Casa Taller Birdie?

Birdie son muchas cosas a la vez, con el nexo común de que todas pasan por mis manos: convierto espacios que me enamoran en restaurantes efímeros (la mayoría de las veces por un solo día), cocino como chef privado para todo tipo de eventos e imparto talleres de cocina.

 ¿Qué te llevo a iniciar este proyecto gastronómico?

Siempre me ha gustado mucho comer y cocinar, desde pequeña. Tengo una formación universitaria con un Máster en Escuela de Negocios que nada tiene que ver con el mundo de la cocina. Pero un despido en un momento oportuno hace 5 años me dio el empujón necesario para empezar esta aventura, y pasar de hacer cosas que me aburrían someramente, a apasionarme y disfrutar de lo lindo con mi trabajo. Bueno, aunque también tengo mis momentos de volverme loca, me encanta lo que hago.

No solo os encargáis de la creación de los menús, sino también de la organización del evento, ¿cómo transcurre una jornada laboral en Casa Taller Birdie?

El día del evento es un día muy loco. Montamos, servimos y desmontamos, todo el mismo día. Es un trabajo bastante físico, y a la vez hay que estar de cara al público. Me rodeo de personas positivas y en nuestras jornadas de trabajo impera la risa y el buen rollo. De hecho, muchas de las personas con las que trabajo terminamos siendo amigos. Trabajamos muchísimo, pero sinceramente, lo pasamos bien.

Una de las cosas que más os caracteriza es la curiosa elección de lugares poco comunes en los que lleváis a cabo vuestros eventos. ¿Cómo elegís estos espacios? ¿Cuáles han sido los más sorprendentes?

El único criterio que sigo a la hora de elegir un espacio es que me enamore del lugar. Creo que la cena más sorprendente en la historia de Casa Taller Birdie, hasta el momento, fue en el invernadero de una casa del campo de Cartagena, el pasado verano. El sitio es espectacular, un invernadero de techos altísimos con un mezcla de plantas tropicales, aromáticas y huerta tradicional. Montamos una mesa larga para 80 comensales en el pasillo central, y cocinamos con ingredientes del invernadero. Fue muy muy mágico.

¿Cómo definiríais vuestro estilo personal?

La especialidad de Casa-taller Birdie es la cocina sencilla, de temporada, rústica y deliciosa, y el lema Birdie: no solo tiene que estar rico, también tiene que ser bonito.

¿Qué importancia tiene la gastronomía de la Región de Murcia en vuestros menús?

Me inspira mucho la variedad de frutas, verduras, y demás materia prima excelente con la que puedo contar en mi tierra, y también las recetas tradicionales murcianas. De hecho uno de los bocatas del fanzine Recetas Birdie está totalmente inspirado en nuestro recetario, el de calabaza frita con ajos y ñoras.

Has lanzado hace muy poquito un fanzine de recetas de bocadillos junto con la artista Susana López. ¿Por qué decidisteis hacer un fanzine? ¿Cómo ha sido el trabajo junto a ella y la editorial Mínimo Esfuerzo?

Me apetecía mucho hacer un fanzine, es un formato sencillo y gamberro. Aunque también te digo que esto es una manera de probar y acercarme al libro de cocina que sueño hacer algún día.

Tenía este proyecto redactado y guardado en el cajón desde hacía dos años, pero el caprichoso destino quiso que a principios del año pasado lo hablara con mi amigo Fran Murcia, editor de Mínimo Esfuerzo, a la vez que Susana, a la que admiro desde años, me escribiera para comentarme que le apetecía dibujar uno de mis platos. Ya teníamos todos los ingredientes necesarios: una cocinera (yo misma), una ilustradora y un editor maravillosos, dispuestos a crear una obra original y fantástica. Ha sido un auténtico placer trabajar con ellos.

¿Por qué os basáis únicamente en la elaboración de recetas de bocadillos? ¿Cuáles son los ingredientes que más nos pueden sorprender?

Decidí enfocarme en hacer unas recetas de bocatas, por el formato del fanzine. Quería que fueran recetas fáciles, pero no por ello menos deliciosas. Además creo que un buen bocata, con un pan de buena calidad, puede ser un bocado exquisito. Todos los ingredientes que he elegido son sencillos y fáciles de encontrar.

Me apetecía darle un giro a la idea convencional que solemos tener del bocadillo y mostrar otras posibilidades.

Por último, ¿cómo imaginas Casa Taller Birdie en unos años? ¿Te gustaría hacer más publicaciones como este fanzine?

Me encantaría hacer más fanzines de recetas. De hecho es más que probable que este año hagamos el número 2.

Me hace feliz ver cómo mi proyecto ha crecido y evolucionado durante estos años. No tengo una visión clara de qué manera lo seguirá haciendo, lo que si sé es que estoy abierta a todo lo bueno que tenga que venir, como hasta ahora. La vida me ha dado muchas sorpresas, así que quiero seguir sorprendiéndome.

Fotos: Pati Gagarín, Marisol Simó y Greta Bungle.

Casa Taller Birdie