Casa Lolea: entre lunares, azulejos y muchas botellas de sangría

Conocemos las sangrías premium y están en el barrio de Chueca.

Con esencia mediterránea y sabores clásicos con toques contemporáneos, Casa Lolea está ubicada en el barrio de Chueca. Con pequeñas raciones, tapas, platos para compartir, entre otros, acompañado con una sangría premium que sólo aquí saben hacer.

Con cinco variedades de sangría gourmet Lolea, seguro encuentras con la que más te identifiques. Ya sea que seas de tinto, blanco o rosado, hay para todos los gustos. Vino tinto de uvas tempranillo con cabernet sauvignon y un toque de canela, vino joven de uvas macabeo, chardonnay y vainilla, vino blanco frizzante con flor de saúco, y vino rosado con manzanas silvestres. Por supuesto, servidas en copas de balón y decorada de manera exquisita que hace que se haga agua la boca solo verla llegar.

Cuenta con tres espacios distintos, dependiendo del plancito que lleves seguro te acomodas perfectamente en alguno. A la entrada cuentas con mesas altas donde puedes disfrutar de un tapeo ligero y sangrías si vas de afterwork, o si tu plan es más para ir a comer o cenar con tranquilidad, puedes encontrar el salón con mesas bajas, perfectamente decorado y música que ambienta para que tu experiencia sea fenomenal. Claro, que si lo quieres es un poco más de intimidad, cuentan con un salón privado con capacidad para diez comensales.La decoración de Casa Lolea es algo que no puede pasar desapercibida. Desde que pasas frente al local y ves lunares gigantes en los vidrios, te das cuenta que no es un restauranter cualquiera. Por dentro, los elementos decorativos fungen como complementos perfectos su esencia. Vajillas esmaltadas, azulejos blancos, botellas de sangría Lolea en las paredes y lámparas en U, creando una atmósfera súper agradable y flamenca. Ah, y cabe mencionar que la atención de las camareras es excepcional.

La calle Libertad, 26 acoge la segunda Casa Lolea en España, y aunque es diferente a la de Barcelona, mantiene el mismo concepto pero con su identidad propia.

Reuniendo cultura gastronómica, con alimentos creados en su cocina y utilizando ingredientes frescos comprados cada día, ya sea que vayas de tapas, montaditos o a cenar, asegurate de no perderte una buena y refrescante sangría.