Botánica, arte y acuarela en las vajillas pintadas de AZarraluqui

andrea zarraluqui vajilla

Con vajillas pintadas todo sabe mejor. Las de AZarraluqui unen arte, naturaleza y cocina con aires clásicos modernos.

La artista Andrea Zarraluqui crea pequeñas piezas que tanto están en la mesa como en una exposición. La pintora nacida en Londres ha convertido su pasión en su trabajo ya que, como nos cuenta: «esto empezó como hobby hace más de 8 años». Y así, de un pasatiempo ha creado una marca con proyección, expuesta en prestigiosas galerías como The Brick Lane Gallery, Sotheby’s o Casa Decor en Madrid.

Sus vajillas giran en torno a la naturaleza: «me gusta pintar todo lo relacionado con este tema, y a veces le doy un giro o combinación un poco menos clásica, pero muy estética. La naturaleza es la mejor inspiración del mundo». Su sello es inconfundible: «creo que mis diseños son clásicos modernos».

andrea zarraluqui pintura

azarraluqui

Sus objetos son pequeños y de aspecto frágil: platos, soperas, lámparas y juegos de té y café son sus lienzos en blanco, a los que les da vida con pigmentos mezclados con aceite.

Cada pieza es tratada como única, al igual que el proceso creativo: » Algunas son espontáneas, otras se basan en libros de botánica que he ido comprando, y otras conllevan un proceso completo de boceto en acuarela antes de plasmarlo en cada plato».

A diferencia de otros artistas, a Andrea no le gusta diseñar para ningún perfil de comprador: «No pienso nunca en el comprador, pienso en lo que me gustaría a mí tener entre mis vajillas».

azarraluqui vajilla

Andrea es, sin duda, un alma inquieta de aquellas que siempre tienen algún proyecto nuevo en mente: «Ahora mi hermana Paola y yo estamos montando una segunda línea, para poder atender pedidos en tiendas. Se tratará de vajillas diseñadas completamente por mi y que se podrán encontrar en muchas tiendas».

AZarraluqui