Boa-Bao o cómo viajar desde Asia al centro de Barcelona

Desde Tailandia, Vietnam, Laos o Camboya, la propuesta de street food más canalla se hace con la ciudad condal para cautivar a nuestros paladares.

Viajar al continente asiático sin salir del centro de Barcelona ahora es posible. Al menos, el que hacemos a través de nuestro paladar. Boa-Bao -una propuesta gastronómica inspirada en el auténtico street food asiático-, nos lleva de viaje por países como Tailandia, Vietnam, Laos, Camboya, Malasia, Indonesia, Filipinas, Corea, Japón y China acercándonos a sus sabores.

Boa-bao es fruto de la pasión de una pareja -él americano y ella holandesa- por la gastronomía asiática y muchos, muchos viajes. Dejando atrás la cocina fusión, la reinterpretación o la reinvención, su filosofía es mantenerse fiel a las recetas tradicionales, elaboradas con excelente materia prima.

Nada más abrir la carta, los ojos se nos van a las samosas vegetarianas con chutney de cilantro y menta, las tiras fritas de ternera deshidratada con sésamo al estilo Isaan o las
vieiras braseadas con salsa Nam Jim de marisco.

Una vez terminada la primera parte de la carta, esta se divide en apartados temáticos. El de Gua Baos nos sirve recetas tan sabrosas como el de pato pekín con hoisin, pepino y cebollino; mientras que el de lubina se ha convertido en un hit instantáneo, con su rábano encurtido y su mayonesa picante. La de las sopas grandes es otra de las secciones clave, con auténticos best sellers como la sopa malasia de marisco al curry con noodles de huevo o la
sopa cantonesa de wontons con noodles de huevo y cerdo.

No faltan las ensaladas, que aportan ese punto refrescante -aunque siempre con sabor intenso- de la carta, con opciones como la de setas y pulpo a la brasa o la de fideos vermicelli con gambas ‘black tiger’, pollo y citronela. La sección de curry y coco sugiere opciones como el verde thai con marisco o el indonesio de pescado, okra y berenjena. Los woks cierran una carta en la que podemos encontrar el clásico pad thai con verduras, noodles de arroz y tofu; pero
también versiones más elaboradas como la de panceta de cerdo frita, brócoli chino y
pimienta Sichuán.

El interiorismo, diseñado a medida a partir de maderas y muebles reciclados, cobra otra vida con una personalidad única, tan propia de las calles de los países que aquí se evocan a través de recetas.

Guerreros de Terracota, figuras de cerámica de monos y una bonita pintura de
Yael Hupert, artista belga, cierran el círculo perfecto del viaje de Boa-Bao.

Dónde:
Plaza del Doctor Letamendi 1, Barcelona.
Boabao.es