Biodegradable y comestible, así es este nuevo envase para los alimentos

embalaje

Investigadores presentan un sustituto para el plástico fabricado a partir de proteínas de la leche.

La mayoría de alimentos que consumimos actualmente se presentan protegidos al vacío por un plástico que los aísla del oxígeno y evita su descomposición. Este plástico contiene polímeros derivados del petróleo, lo que lo convierte en un elemento difícil de reciclar además de en ocasiones impregnar el producto de sustancias químicas.

Es por ello que el Departamento de Agricultura de Washington, liderado por el investigador Peggi Tomasula, estudia desde hace más de 6 años un nuevo envase biodegradable y comestible creado a partir de proteínas de la leche.

Hablamos de la caseína, una proteína íntegra en la leche de vaca que puede utilizarse para desarrollar un fino embalaje sostenible que mantiene en mejores condiciones a los alimentos.De esta manera, lo que comemos queda mejor aislado del oxígeno consiguiendo un menor deterioro y previniendo el desperdicio de comida.

27191575

En un primer intento, el envoltorio resultante de esta proteína natural era bastante difícil de manejar y además se disolvía demasiado rápido en agua por lo que se le incorporó a la mezcla, un elemento derivado de la cáscara del limón llamado pectina cítrica, consiguiendo así un embalaje más fuerte y con mayor resistencia a la humedad y a las altas temperaturas.

Según Laetitia Bonnaillie, co-directora del estudio, las aplicaciones de este producto son infinitas, aunque hay que tener en cuenta que al ser comestibles, los envases deben presentarse siempre en una caja de cartón o similar que los aísle de la suciedad.

envases-de-proteina-alternativa-plastico-2-1

Por ahora se trata de un estudio con muy buenos resultados, por lo que no se descarta que en un periodo corto de tiempo podamos encontrar esta idea aplicada en los alimentos que compremos en el supermercado.

 

vía Refrigeranted & frozen foods