Atún vegano: un alimento a base de granos y algas

La startup Good Catch ofrece una nueva alternativa al pescado, logrando un enlatado que resulta difícilmente distinguible del real.

Por muchos años se han ido desarrollando alternativas para la carne que tratan que imitar la proteína animal, ya sea a base de vegetales o en laboratorio, pero hasta ahora se ha dejado a un lado el pescado. Es así como la startup Good Catch Foods apareció para cubrir ese hueco, ofreciendo una nueva alternativa al pescado muy parecido al atún en lata. De hecho, es difícilmente distinguible del real. Si bien es cierto que existen en el mercado alternativas veganas que imitan al pescado (como barritas de pescado, cangrejo, pulpo y hasta atún), Good Catch revolucionó este tipo de alimento. No solo respecto a sus características órganolépticas, sino también en cuanto a su aspecto, visualmente no se distingue en nada del atún en lata tradicional.

De acuerdo con el discurso de Chad Sarno, uno de los cofundadores de la compañía, las poblaciones de peces en el mundo se están agotando, debido a la contaminación por microplásticos, que luego cuando los ingerimos producen enfermedades. Normalmente las personas asumen que el pescado es más sano que los animales terrestres, pero no lo estamos viendo desde el punto de vista medio ambiental. Además, si ciertas personas no comen carne por motivos morales, tampoco deberían de comer pescado (siguen siendo animales).

Por un año la empresa estuvo experimentando y recreando con vegetales la textura del atún en lata, hasta que finalmente llegaron a una mezcla de seis leguminosas; guisante, soja, garbanzo, lenteja, habas, judías y algas, siendo éste el ingrediente que le da al producto su sabor marino. en cuanto a su perfil nutricional, se parece mucho al del atún gracias a los ácidos grasos omega 3 que aporta el aceite de alga y la proteína de las legumbres.

La compañía también ofrece alternativas de hamburguesas de pescado y crab cakes, pero están investigando para fabricar también una versión de salmón vegano, que junto al atún es el pescado más consumido en EEUU.

A pesar de ser un segmento en auge, al ser productos veganos con un público limitado, los precios son bastante más altos que los de una lata de atún normal, pero la empresa asegura que el precio bajará en los próximos años cuando tengan una mayor capacidad de producción.