Así se pronuncia el chef José Andrés ante la victoria de Donald Trump

6a016763dcc86e970b01a73d6abe35970d-800wi

“Ser ciudadano estadounidense implica mejorar nuestra democracia y hablar, no ser silenciado.”

Hace más de un año, debido a unos comentarios racistas en los que Donald Trump acusaba a los mexicanos de traer problemas, drogas, violaciones y crimen a los Estados Unidos, el conocido chef José Andrés decidió romper un acuerdo millonario por el que se había comprometido a gestionar el restaurante de unos de los hoteles del magnate republicano. Ante la denuncia interpuesta al español en concepto de daños causados, y la reciente victoria de Trump en unas comentadísimas elecciones, José Andrés se pronuncia en la web Eater.

Gastrónomo innovador, escritor, educador, personaje televisivo, persona humanitaria y propietario de ThinkFoodGroup. Hablamos del chef José Andrés, reconocido internacionalmente por haber popularizado la cocina más vanguardista y tradicional de España entre los americanos.

José Andrés, que desde 2013 cuenta con la doble nacionalidad española-americana, posee restaurantes en las ciudades más cotizadas de Estados Unidos, como son, Washington D.C., Miami, Las Vegas o Los Ángeles. También en Puerto Rico o Ciudad de México.

josy_andrys_-_copia

José Andrés es un perfecto ejemplo de inmigrante que tras veinte años trabajando en el país de destino ha logrado la nacionalidad. Esta ha sido la primera vez que ha podido votar para unas elecciones presidenciales: “Sólo soy un americano más, con mis acciones y palabras declarando lo que creo que Estados Unidos representa.”

El chef, preocupado por el futuro de los inmigrantes en América, afirma que Estados Unidos es ese país que debería seguir luchando por los derechos de aquellos que no tienen voz. «Las recientes declaraciones de Donald Trump menospreciando a los inmigrantes hacen imposible que mi compañía y yo podamos seguir adelante con la apertura de un exitoso restaurante español en el próximo hotel Trump de Washington» afirma en su texto.

El chef cuenta que cuando le dieron la ciudadanía estadounidense le dijeron que debía aportar al ADN americano lo mejor que su país de procedencia le había aportado. “El oficiante nos dijo que convertirse en estadounidense era convertirse en un ciudadano activo: mejorar nuestra democracia, y hablar, no ser silenciado. Esas palabras realmente se quedaron conmigo. Tenemos a alguien que pretende ser llamado el líder del mundo libre que no tiene la decencia de ofrecer una simple disculpa. En estas elecciones, tenemos a alguien tratando de traer lo peor que la humanidad ha estado tratando de luchar con tanta fuerza” cuenta a sus lectores.

 

José Andrés