Así se prepara el cóctel legendario que bebía Marlene Dietrich

Con la esencia del cítrico y el toque amargo. El mítico brebaje se hace hueco entre las bebidas más deseadas de la temporada.

Esta clásica bebida, que hacía sucumbir con sus encantos a los paladares amantes del sabor agridulce del whisky, vuelve a estar de moda en la versión de Marlene Dietrich.

La actriz, creyendo que la esencia del limón mantendría los músculos de su cara tersos, empezó a pedir que le añadieran en su clásico whisky canadiense una rodaja de este cítrico convencida de que su acidez le haría tener una tez radiante ante las cámaras. El cóctel, tomado a menudo en el Hollywood Hi-ho club, se hizo popular en torno al 1930, teniendo como base del cóctel los elementos del Old – Fashioned y el Whisky Sour.

El elemento principal de este cóctel, el whisky canadiense se obtiene de la destilación continua y el envejecimiento en roble durante más de tres años de los cereales centeno, cebada y trigo, aunque también suele tener un alto contenido de maíz en su mezcla, creando así un sabor algo más suave respecto a otros whiskies de diferentes nacionalidades.

¿Que necesitas para su elaboración?

Según la versión actual del famoso cóctel, los ingredientes necesarios serán los siguientes.

  • 60 ml de whisky canadiense.
  • 15 ml de curaçao de naranja.
  • 3 medidas de amargo de angostura.
  • 1 cuña de limón.
  • 1 cuña naranja. 

Una vez añadidos los ingredientes, excepto la cuña de limón y naranja, se agita vigorosamente con el fin de conseguir la mezcla perfect de sabores. Servido en un vaso bajo con dos hielos, se da el toque final con el sabor cítrico del limón y la naranja.

VIA Food52