Ambiente, historias y sabores de Venezuela en APARTACO

Como si visitaras el apartamento de algún amigo, íntimo y acogedor, pero disfrutando en Madrid de platos como los tequeños, las arepitas o las chalupas.    

Apartaco significa apartamento en Venezuela y este es el concepto que quieren transmitir a todo comensal que vaya: que nos encontramos en un piso, similar a nuestra propia casa pero en la que vamos a disfrutar de sabores únicos que nos permitirá conocer la historia de uno de los países latinos con mejor gastronomía.

La carta es todo un recorrido por platos tradicionales, sin ningún giro de cocina moderna pero sin olvidar que seguimos en Madrid por lo que Ernesto Manzanares, su brand manager, ha querido adaptarla para todos los públicos. La carta te guía a través de un recorrido que comienza con entrantes de recetas clásicas como los tequeños de queso acompañados por tres salsas caseras de tomate, papelón picante y tártara maracucha, un surtido de arepitas rellenas y si no te decides entre todas las opciones, puedes optar por su apartapalos un surtido de sus entrantes estrella.

Tequeños de queso

Apartapalos

También ofrecen una opción más ligera con ensaladas como la de aguacate y palmito, pero lo más característico es su comida contundente como las tortillas de maíz rellenas, como la pabellón, con carne mechada, caretas, queso blanco y tajadas, o las carnes asadas como la tabla llanera: 200 gramos de punta trasera, con medio pollo, embutidos, yuca y arepas ¡perfecto para compartir entre dos !

Ensalada de aguacate y palmito

Tabla Llanera    

Y si aún no has tenido suficiente comida venezolana y quieres empaparte y empacharte de esta gastronomía, tienen una selección de platos que han llamado Más venezolano imposible con recetas como la chalupa, una falsa lasaña de pollo y tortillas de maíz o el pabellón criollo con carne mechada, arroz, frijoles y queso.

Chalupa

Pabellón criollo acompañado por arepas con queso

En este restaurante han cuidado todo al detalle hasta el punto de que sólo con cruzar la puerta ya te sientes al otro lado del charco. La música latina, la decoración tropical y un olor a harina de maíz propio de cualquier cocina casera venezolana.

Además el local cuenta con dos plantas que se diferencian por sus ambientes: en la planta inferior una atmósfera más íntima con mesas más separadas y pequeñas donde se respira tranquilidad y la planta superior más amplia con mesas para grupos más grandes ideal para celebraciones especiales. Seas como seas, siéntate y disfruta de un viaje transoceánico sin moverte de la mesa. 

www.apartaco.es