Alboroto Experience: cocina italo-estadounidense en horario ininterrumpido

Bajo la filosofía ‘non stop’, el nuevo local rescata lo mejor de la gastronomía de los dos países. Pizzas, hamburguesas, platos healthy y buena música en la calle Princesa, a escasos metros de Plaza de España.

¿Cansado de tener que ajustar tu ajetreada rutina a servicios de comidas y cenas de horarios restringidos? ¿Dificultades para encajar tu agitado ritmo de vida a los rígidos turnos impuestos por el sector de la restauración? El nuevo proyecto del grupo Lalala, el restaurante italo-americano Alboroto Experience, es plenamente consciente de los inconvenientes que las acotaciones horarias y los tiempos de espera pueden ocasionar sobre una sociedad en la que la realidad de cada uno de los individuos es única. Por este motivo, Alboroto apuesta por un horario ‘non stop’, eliminando las fronteras entre la oferta diurna y nocturna y permitiendo a sus clientes acudir cuando mejor les venga.

Tras el éxito de La Bientirada, La Malcriada o La Gustava, el Grupo Lalala, consolidado como uno de los grandes conglomerados dedicados a la restauración en la capital, se ha decidido a abrir este nuevo restaurante a escasos metros de la madrileña Plaza de los Cubos (c/Princesa 3). Liderado por un equipo de jóvenes emprendedores, el grupo comenzó su andadura en el sector a finales del año 2015. Desde que abrieron La Lianta, el primero de sus establecimientos, Lalala no ha dejado de sumar restaurantes a una lista que no deja de crecer, compuesta por un total de 8 locales a día de hoy.

Con una carta que gira en torno a las pizzas y las hamburguesas, Alboroto Experience aúna lo mejor de la cocina italiana con los clásicos de la gastronomía norteamericana; todo ello acompañado de una interesante oferta healthy, que engloba distintas variantes de ensaladas y bowls. Nada más abrir el menú, nos encontramos con uno de las platos insignia de la cocina napolitana y romana; la Burrata de nada más y nada menos que 335 gramos, acompañada de salsas y tomatitos cherry, precede a una escueta oferta de entrantes, en la que los must de la cocina de los Estados Unidos están garantizados: Fingers de pollo caseros con sus salsas, Mazorca de maíz a la parrilla con mantequilla o Mac and Cheese de gambones. También hay espacio para las alternativas ‘made in Alboroto’, como las Alitas de pollo Alboroto (se comen con guantes y babero).

10 hamburguesas y 8 pizzas constituyen el grueso del menú. Son muchas las variantes que se ofertan del plato más representativo de la gastronomía americana, entre las que destacan la hamburguesa La Vecina del 5º, a base de ternera a la parrilla, acompañada de canónigos frescos, crema de piquillo con mostaza antigua, salsa roquefort y puerro frito; la Hamburques@, la opción dirigida a los auténticos cheese lovers: ternera a la parrilla en pan brioche de queso, tomate, mozarrella, parmesano, bacon a la plancha y cebolla roja; o la Carrillerachuleta de vaca con mézclum de lechugas y queso Idiazábal-. Para todos aquellos que prefieran la opción clásica, La Simplona y La Más Simplona complacerán sus deseos: ternera a la parrilla con queso cheddar (y bacon, en su versión más sofisticada).

A la pizza Margarita, Diavola, o Cuatro quesos, se suman variantes un tanto distintas, como la San Mateo -tomate, mozzarella, prosciutto, tomates cherry, rúcula, lascas de parmesano y aceite de oliva– o la Fresca, hecha a base de tomate, mozzarella, calabacín, cebolla caramelizada y setas shimeji. Además, el cliente puede seguir en primera persona todos y cada uno de los pasos de la elaboración de su pizza, visible de cara al público del restaurante.  Deberás dejan un hueco para el postre, uno de sus puntos fuertes, pudiendo elegir entre Tarta cremosa de queso y Gofre con ganache de chocolate; o, si prefieres compartirlo, la Calavera de helado Happy Hippo con perlas crujientes de caramelo y la Cookie de chocolate con helado de vainilla es la solución (ambos para 2 personas)

La autenticidad de sus platos y su extensa carta de cocktails sumamente originales se acompañan, además, de buena música. De miércoles a sábado, a partir de las nueve y media de la noche y hasta el cierre, un DJ se encarga de poner ritmo al local. ¿Qué más se puede pedir?

Horario: D-J 12:30-01:30h / V-S: 12-30-02:30h (Cocina non stop)