5 frutas de temporada con hueso y sus mejores recetas para postres

Foto Food and Flair

Ciruelas, albaricoques, nectarinas, cerezas,…las frutas de temporada vienen con un sabor de lo más veraniego.

1.Vasitos de ciruelas y semillas chía

Este es de esos postres que sabe a puro verano.  Pelamos y deshuesamos ciruelas amarillas para meterlas en la batidora junto con un trozo de jengibre y unas gotitas de limón. Añadimos endulzante, trituramos y reservamos. Introducimos las ciruelas negras en la batidora junto con las semillas chía y unas gotas de limón y trituramos. Añadimos dulce si es necesario. Añadir la mitad de cada mezcla en vasitos.

2.Melocotón en almíbar 

Este postre sabe a receta de nuestra abuela y es tradicional y fácil a partes iguales.
Hervimos los melocotones enteros y los pelamos para introducirlos en un bote de cristal. Preparamos un almíbar a punto de hebra floja ( 200 de agua y 180 de azúcar) y lo añadimos a los melocotones con unas gotas de limón. Tapamos la mezcla y lo introducimos en una olla con agua a la mitad, dejándolo 10 minutos a partir de que salga el vapor.

3.Galette de ciruelas rojas

Sorprendente en presentación y sabor, hacer esta galette solo te llevará 40 minutos. Desenrollamos una lámina de hojaldre y la dejamos sobre el papel. Pinchamos toda la superficie para que no suba en el horno. Espolvoreamos harina de maíz y una cucharada de azúcar respetando unos 2 cm de borde. Añadimos las ciruelas sobre el hojaldre sin dejar huecos. Introducimos en el horno precalentado a 190º C y horneamos durante unos 25-30 minutos o hasta que el hojaldre esté dorado.

4.Frozen bellini

¿Por qué no acabar una buena cena con un cócktail? Laminamos los melocotones, añadimos sirope simple, hielo y la mitad del cava en una licuadora hasta obtener una consistencia cremosa y suave. Agregamos lentamente el cava restante y combinamos antes de verter en los vasos y decorarlos con una hoja de menta. Vertimos en vasos y decoramos con gajos de melocotón fresco y menta.

5.Sorbete de albaricoque, mango y naranja con albahaca fresca.

Este es de esos postres que sabe a puro verano y, además, no tiene ninguna complicación. Para realizarlo, congela el mango y el albaricoque hechos cubitos -sin hueso-. Bastará con sacar la fruta del congelador unos minutos antes de hacer el sorbete y añadirle el zumo de naranja y unas hojas de albahaca para ponerlo todo en la batidora. Si las frutas están en estado óptimo de maduración, no será necesario añadir azúcar.