10 razones para tomar Avena

Rica en fibra, su consumo ayuda a eliminar toxinas y perder peso

En forma de cereales o de leche, mezclados con jugosos frutos rojos o bañados en miel, te contamos 10 razones por las que debes incluir la avena entre los ingredientes de tu menú diario.

  1. Cuida el sistema nervioso central. La avena tiene un alto contenido en vitamina B, por lo que su consumo ayuda a equilibrar los estados de animo, calmar la irritabilidad además de ayudar a combatir el insomnio.
  2. Controla los niveles de azúcar. Gracias a su bajo nivel de glucemia y a que ayuda a reducir la demanda de insulina después de las comidas, la leche de avena facilita el proceso de absorción de nutrientes y resulta especialmente recomendable para personas diabéticas.
  3. Más proteínas. La avena es el cereal que contiene más proteínas, esenciales para poder fortalecer los músculos.
  4. Por su elevado contenido en antioxidantes. Ayudando a la eliminación de toxinas y protegiendo el organismo de los radicales libres, responsables entre otras del envejecimiento prematuro, su alto contenido en antioxidantes es mayor al de otros cereales.
  5. Ayuda a reducir el colesterol. La avena es una fuente rica en grasas insaturadas y en omega 3 y omega 6, que ayudan a controlar los niveles de colesterol.
  6. Alto contenido en fibra. La leche de avena tiene un alto contenido en fibra, lo que facilita el tránsito intestinal además de reducir el riesgo de sufrir problemas intestinales.
  7. Fuente de minerales. La leche de avena también es una fuente de minerales como el potasio, el magnesio y el zinc, con lo que ayuda a combatir la desmineralización ósea.
  8. Prevenir los problemas de tiroides. Gracias a sus niveles de yodo, su consumo ayuda a controlar el funcionamiento de la glándula tiroides.
  9. Alta cantidad de aminoácidos. Imposibles de generar por nosotros mismos, son los nutrientes que debemos conseguir con nuestra dieta diaria, evitan el envejecimiento celular prematuro y nos ayudan a mantener nuestro buen estado de salud.
  10. Ayuda a perder peso. Tanto en copos como en bebida, funciona como un regulador de nuestro apetito, aportándonos una sensación de saciedad además de ayudar a reducir la retención de líquidos.